19/1/17

CLUB DEL RATONCITO PEREZ

Un día, apareció en clase una puertecita y una familia de ratoncitos. Alguno de nosotros nos dimos cuenta que era la familia del Ratón Pérez porque ya habíamos ido a ver su casa en Madrid. Pero todos estábamos muy intrigados por saber lo que significaba esa puertecita.
Uno a uno nos acercamos a ella y abrimos la puerta. ¡¡¡¡¡¡SORPRESA!!!! Dentro había unas escaleras y una cueva, ¿a donde nos llevaría?
Muy fácil, nuestra imaginación no tiene límites, todos dijeron que era un túnel secreto que llevaba hasta la casa del Ratoncito Pérez, algunos hasta vieron algún bigote, el morro o incluso una patita del ratoncito.


Como hay varios amigos a los que ya se les ha caído algún diente decidimos decorar ese rinconcito para el Ratón Pérez. Cada uno escribió su nombre en el dibujo de un diente y a los que ya se les había caído algún diente, pusieron una cruz por cada diente caído. Luego los pegamos en el mural.


Pasado un tiempo recibimos un paquete en clase que no decía de quien era. Cuando le abrimos nos llevamos una gran sorpresa era el Ratoncito Pérez que nos traía una foto y un regalito para todos los niños a los que se les había caído algún diente.Muy emocionados pegamos la foto al lado de nuestro diente.


Eso si, nos hizo tanta ilusión a todos que ya hay muchos a los que se nos mueven los dientes, deseosos de contarle al Ratoncito Pérez que han perdido un diente para que les traiga un regalito.




¡GRACIAS RATÓN PÉREZ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario