21/3/16

EL MONSTRUO DE COLORES Y LA CALMA

Nuestro amigo el monstruo de colores nos ha presentado otra emoción. Esta vez la Calma... nos hemos dado cuenta de que es más importante de lo que nosotros creemos. Y que la búsqueda para conseguirla requiere un esfuerzo, que durante estos días hemos practicado y poco a poco vamos interiorizando aquello que es importante para estar en calma.

Lo primero de todo que hicimos fue decorar a nuestro monstruo de colores, esta vez con papel celofan verde. Pudimos tocar, rasgar, romper papel celofan en pequeño, probamos que si mirabamos a través de los papeles conseguiamos calma, y así lo hicimos. Estuvimos acompañados de una música muy relajante, para conseguir estar en calma. A continuación cuando tuvimos muchos papeles pequeños, pasamos a pegarlos a nuestro monstuo, ¡lo decoramos fenomenal!


También hemos viajado a TRANQUILANDIA, ¿sabéis dónde está? Pues para que lo sepáis os recomendamos estos dos vídeos que a nosotros nos han servido para aprender a relajarnos. 




Poco a poco, y gracias a las actividades que estamos haciendo sobre la calma, somos capaces de relajarnos cuando venimos del patio o cuando nos ponemos un poquito nerviosos.

Además que las actividades hemos introducido en el aula el YOGA a través de un vídeo adaptado a los niños y que les resulta muy motivador.




En otro ratito hemos pensado y contado aquellas cosas que nos dan calma. ¡¡Mirar, mirar!!

A las seños como les gusta investigar y trastear han visto por internet que se pueden fabricar los botes de la calma y nos pusimos manos a la obra. Compramos los ingredientes necesarios: botes de plástico, pegamento, glicerina, agua templada, purpurina de varios colores, estrellas... Y empezamos a llenar los botes con los ingredientes, poco a poco, fuimos echando según nos íbamos viendo.


Y además gracias a la colaboración de nuestras familias, hemos traído al cole un objeto que nos de calma, y lo hemos compartido con nuestros amiguitos, explicando qué es, cuándo lo necesitamos... lo más importante es ayudar a los peques a verbalizar esta emoción para que cuando lo necesiten puedan tener herramientas para conseguir encontrar la calma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario