13/2/16

LA CIGÜEÑA GUADALUPE

En clase tuvimos una visita muy especial. Hace unos días vino una cigüeña que se llama Guadalupe.

Nos trajo un cuento, que nuestra seño nos contó:

Erase una vez un país en el que todos vivían felices: se querían, jugaban juntos, se peleaban muy poco y se daban muchos besos. Un triste día llegó a ese país tan bonito una bruja mala. A la bruja le daba mucha rabia que las personas se quisieran tanto, así que decidió lanzar al mundo entero una maldición: hizo sonar las campanas  de todos los pueblos, consiguiendo  que la gente saliera a la calle para averiguar qué pasaba. Cuando todas las personas estaban preguntando porqué sonaban las campanas, la bruja, desde lo alto del cielo, dijo: No me gusta que seáis felices mientras yo no lo soy; me da mucha envidia, así que a partir de ahora mismo los besos desaparecerán de la faz de la tierra. 

Aunque lo intentéis nadie conseguirá besarse, y así os volveréis tristes y cascarrabias como yo.-Y riéndose a carcajadas,la bruja desapareció. Pero... la bruja no se había dado cuenta de que en un colegio había unos niños en clase que no oyeron las campanas porque estaban jugando con su profe. Como no salieron a la calle no pudieron escuchar nada, y el embrujo no les llegó. Así que fueron los únicos habitantes de todo el planeta que sí podían dar besos. Lo primero que hicieron al darse cuenta de que todo el mundo   estaba   embrujado (se les iba poniendo la cara muy triste) fue intentar alegrarles. Y...¡oh,sorpresa!,cada vez que daban un beso a alguien triste...¡se rompía el embrujo!: la persona besada recuperaba sus propios besos y volvía a ser feliz.

El problema era que había demasiadas personas en la Tierra y ellos eran muy pocos. Entonces decidieron construir una fábrica de besos: descubrieron que en una caja cabían...¡millones de besos! Por otra parte, un niño muy listo se dio cuenta de que cuando un beso se juntaba con otros ¡nacían más besos! Empezaron a fabricar besos y llenaron la caja. Cuando estuvo repleta, abrieron la ventana y dejaron que el viento esparciera los besos por todo el planeta. Así es como las personas que habitan la Tierra dejaron de estar tristes y todo el mundo fue feliz para siempre. (Este cuento está sacado de los materiales de Educación Responsable de la Fundación Botín el Autor: Luis Salarich. De los materiales “Prevenir para vivir”. FAD,2001)

Pues la cigüeña nos contó que ¿cómo los niños podíamos ayudar a repartir besos a la gente? ¿vosotros sabéis dar besos? ¿si repartes besos a la gente se pone contenta? hablamos entre todos de lo que significan los besos y nos hemos propuesto que hay que practicarlos y darlos más.

Nos ha traído una caja con unos corazones, ella dice que son besos, y que los corazones los decorásemos como quisiésemos, los hemos metido en la caja y dice que si somos peques tranquilos, respetuosos, participativos, colaboradores, que ayudamos a los demás... la caja de los besos crecerá y crecerá... pero que si ella ve que no cumplimos las normas se llevará los besos y estaremos muy tristes.

Estamos muy contentos de tener otra amiguita con nosotros y esperamos que nuestra caja esté siempre llena de besos eso significa que estamos muy felices en el cole.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada