1/10/15

EL MONSTRUO DE COLORES

La semana pasada nuestro nuevo amigo, el Fantasma Manolín, nos escribió una carta y nos regaló su cuento favorito: "EL MONSTRUO DE COLORES".


Además nos regaló unos botes que no sabíamos muy bien qué hacer con ellos, hasta que decidimos leer de nuevo el cuento. Nos dimos cuenta que eran los mismos botes del cuento, aunque estaban un poco liados.


Y nos pusimos manos a la obra, cada uno cogió un trocito de lana y lo fue metiendo en su bote correspondiente. 



Cuanto tuvimos cada tira de lana bien colocada en su bote vimos que el monstruo estaba mucho mejor ya que ahora sí podía entender todas y cada una de sus emociones.

1 comentario:

  1. Pues va a ser que yo también debo tener las lanas en los botes que no son, les voy a pedir que me ayuden a colocarlas,jajaja. Muy chulo!

    ResponderEliminar